Volver al blog

Cuando la nueva maternidad duele: 4 señales de que tienes depresión posparto

Cuando la nueva maternidad duele: 4 señales de que tienes depresión posparto
Susana Vachon

Revisado médicamente por Susan Vachon, PA-C de febrero 4, 2022

Escrito por Nurx
Compartir este artículo

Ser madre primeriza es un momento emocionante y aterrador. Si te sientes un poco asustado y ansioso, no te preocupes. No estás solo. De hecho, es común tener depresión posparto durante las primeras semanas después de dar a luz.

Pero, ¿qué pasa si esos sentimientos de ansiedad, la depresión y el miedo continúan después de eso? Es posible que estés sufriendo de depresión posparto. Esto es un forma de depresión eso sucede exclusivamente en las nuevas madres, muy probablemente debido a cambios hormonales repentinos. Si cree que podría estar sufriendo esta afección, consulte esta lista de signos comunes para ver si le resultan familiares.

1. Tu melancolía posparto no está mejorando

Después de dar a luz, tus niveles hormonales están fuera de control. A lo largo del embarazo, tu cuerpo habrá producido grandes cantidades de dos hormonas: progesterona y estrógeno. Estas hormonas ayudan a que el útero sea un lugar hospitalario para el bebé, pero también son importantes para la producción de dopamina y serotonina.

Obtenga tratamiento de salud mental en el hogar

Nurx ofrece tratamientos recetados para la ansiedad y la depresión por tan solo $0 en copagos o $25 por mes sin seguro.

La dopamina y la serotonina son dos neurotransmisores que ayudan a las células cerebrales a comunicarse entre sí. En particular, son vitales para la sensación de bienestar y la regulación del estado de ánimo. Después de dar a luz, los niveles de progesterona y estrógeno descienden abruptamente.

Mientras tanto, otras dos hormonas, la prolactina (que estimula la producción de leche materna) y la oxitocina (que ayuda a alimentar el instinto maternal), aumentan la producción. El resultado es que probablemente te sentirás tremendamente desequilibrado, posiblemente pasando de increíblemente triste a enojado y feliz en un abrir y cerrar de ojos.

Para la mayoría de las madres, todas estas hormonas finalmente se equilibran y la tristeza posparto desaparece unas pocas semanas después del parto. Pero para las madres con depresión posparto, encontrarán que sus cambios de humor no mejoran. De hecho, es posible que se sienta aún más desesperanzado o triste que antes. Es posible que te encuentres llorando regularmente o sintiendo que no quieres ser madre en absoluto.

2. Duda de sus habilidades como madre y tiene problemas para relacionarse

Es común que todas las nuevas madres tengan algún período de duda sobre sus capacidades. Es posible que se preocupen por hacer las cosas bien y asegurarse de que su bebé esté bien cuidado.

Parte de este sentimiento probablemente se deba a la fuerte dosis de oxitocina que produce tu cuerpo después de dar a luz, lo que te ayuda a construir un vínculo fuerte con tu bebé de inmediato. Con un amor tan extremo por un recién nacido, es natural sentirse demasiado cauteloso con respecto a su bienestar.

Sin embargo, si tienes la depresión posparto, es posible que tengas miedo de ser una madre terrible. Esta duda te consumirá, haciéndote sentir que no vales la pena o que estás poniendo en peligro al bebé. En muchos casos, estos miedos y dudas no son ciertos, pero no puedes ver más allá de eso.

A veces, es posible que no se sienta unida a su bebé en absoluto. Algunas madres describen tener un bebé como amor a primera vista, pero no todas tienen una conexión instantánea con su nuevo hijo. Para muchos, su hijo aún puede sentirse extraño y nuevo. La mayoría de las madres pueden superar esto después de un tiempo con su bebé, pero si este sentimiento dura varias semanas, podría ser una señal de que estás experimentando depresión posparto.

3. Tienes problemas para dormir y no tienes energía

Lo primero es lo primero: con un recién nacido en tu casa, es normal no dormir lo suficiente. Es probable que te levantes cada pocas horas para amamantar o cambiar pañales, incluso si tienes una pareja que te ayude.

Sin embargo, cuando finalmente tienes la oportunidad de dormir y no puedes, puede ser porque tienes depresión posparto. Desafortunadamente, parece que el La relación entre el sueño y la depresión posparto es bidireccional, lo que significa que pueden ser causas entre sí.

Los cambios posparto en tus niveles hormonales pueden alterar tu horario de sueño, lo que dificulta que te quedes dormida cuando finalmente tienes la oportunidad de relajarte. Sin embargo, cuando no duerme lo suficiente durante un largo período de tiempo, esto puede reducir los niveles de serotonina en el cerebro. Como mencionamos anteriormente, la serotonina es un neurotransmisor que te ayuda a sentirte feliz y regula tu estado de ánimo. Sin suficiente serotonina, comenzará a sentirse deprimido y tendrá aún más problemas para dormir.

En general, este puede ser un síntoma difícil de notar, especialmente si está despierto toda la noche cuidando a su hijo. Pero es importante estar atento porque dormir lo suficiente es crucial para su bienestar general.

4. Estás teniendo pensamientos dañinos

Cada vez que tenga pensamientos suicidas o pensamientos de dañar a su bebé, busque ayuda de inmediato. Es importante ver a un profesional médico lo antes posible por su bienestar y el de su hijo. 

Afortunadamente, esto síntoma de depresión posparto no es tan común. Por lo general, es un signo de depresión posparto avanzada que no se trata. Con suerte, podrá captar las otras señales antes de llegar a este punto.

Pero si no lo hace, es importante que piense en su futuro y el de su bebé. Dañarse a sí misma o a su bebé podría tener consecuencias drásticas para ambos. Incluso si parece que las cosas nunca mejorarán, confíe en nosotros, lo harán.

Cómo tratar la depresión posparto

¿Los signos anteriores suenan como algo que ha estado experimentando? Si es así, es posible obtener tratamiento para sus síntomas para que puedas sentirte mejor. Es probable que un profesional médico recomiende ambos terapia y antidepresivos

En la terapia, hablará sobre sus problemas emocionales con un profesional de la salud mental. Podrán ayudarla a encontrar formas de resolver sus problemas y establecer metas realistas para su nuevo viaje en la maternidad. Los antidepresivos, por otro lado, pueden ayudar a restaurar los niveles de serotonina en el cerebro. Esto debería aliviar sus síntomas y ayudarlo a encontrar un equilibrio.

Con la combinación adecuada de tratamientos, debería comenzar a sentirse mejor y disfrutar más de su recién nacido. Sin embargo, para encontrar este alivio, primero deberá hable con un profesional médico calificado. De esa manera, puede obtener el diagnóstico adecuado y un plan de tratamiento personalizado para sus necesidades.

 

 


Este blog proporciona información sobre telemedicina, salud y temas relacionados. El contenido del blog y cualquier material vinculado aquí no pretende ser, y no debe interpretarse como un sustituto del consejo, diagnóstico o tratamiento médico o de atención médica. Cualquier lector o persona con una inquietud médica debe consultar con un médico debidamente autorizado u otro proveedor de atención médica. Este blog se proporciona únicamente con fines informativos.

Volver